El suicidio es una de las tres primeras causas de muerte a nivel mundial de personas entre 15 y 44 años. Se ha calculado que al año se cometen casi 900 00 muertes por suicidio, y muchos de ellos son realizados en la fase me mejoría, cuando el sujeto tiene más voluntad de cumplir sus pensamientos destructivos.

Es necesario fomentar una cultura de reconocimiento de las señales de advertencia y factores de riesgo:

  • Averigua si el sujeto ha intentado quitarse la vida en el pasado
  • Si ha sufrido una pérdida importante recientemente, o el despido de un trabajo, divorcio, separación, etc.
  • Si ha sido víctima de humillación, violencia, acoso, o abuso.
  • Si sufre una enfermedad grave o dolorosa.
  • Si es recurrente en su lenguaje frases como “Nadie me comprende”, “A nadie le importa lo que me suceda”, “Todos están mejor sin mi”, “Estoy cansado de vivir”
  • Si llora demasiado o si está molesto todo el tiempo

Recuerda siempre aplicar el acrónimo en inglés CLUES (en español: conectarse, escuchar, comprender, expresar preocupación y buscar ayuda)